martes, 1 de mayo de 2012

NOS FUIMOS A WORDPRESS!!

Hola, holaaaa nos fuimos a wordpress!!!!!!!

https://carlitaamartinez.wordpress.com/

Nos vemos por esos lados!

domingo, 29 de abril de 2012

martes, 10 de abril de 2012

Cuándo decir "te amo": la historia de Catalina y el señor Cabeza de Chola

Pongámonos intensos hoy. Esta semana me tocó ver como un cabeza de chola le dio con el tobo por la cara a una amiga, y esas cosas no me gustan. Está bien, yo se que las relaciones no duran siempre, que hay gente cara de tabla en esta vida, que Dios adora a los idiotas y los deja multiplicarse por toda la Tierra para que destruyan con los pies todo lo que a duras penas construyeron con las manos y dos neuronas y que, por sobretodo, hay analfabetas emocionales. Pero hay cosas que no se hacen, hay que tener dos dedos de frente. A ver, vamos a recrear más o menos lo que pasó:

Catalina llevaba ya algún tiempo sola e independiente en esta vida, enamorada del amor, pero feliz. Hace ya unos cuantos meses conoció al señor Cabeza de Chola y le movió el piso, la encantó con sus detalles y su chamullo, en fin, se ganó el cariño y la confianza para que ella formalizara finalmente una relación. Todas nos emocionamos, ella estaba feliz, nosotras estábamos felices, pajaritos preñados y demás. El amor fue creciendo y todas esas cosas tontas que nos ponen con cara de idiotas y Catalina se fue involucrando aún más en la relación, al punto en el que llegó a pensar "yo estoy enamorada"...

Vamos a meter un frenazo aquí. Cómo sabemos cuando estamos enamorados? Que si sientes mariposas en el estómago, que si sonríes cada vez que ves a esa persona, que si sientes un vacío enorme por dentro cuando esa persona no está.... Te explico, lo que revolotea en el estómago no son precisamente "mariposas" pueden ser los perros que te metiste ayer que están carburando. Si sonríes cuando ves a esa persona, tal vez sea porque sabes que vas a salir de la cueva de tu casa y por fin tienes un plan que no sea tan forever alone. Y en cuanto al vacío... eso puede ser hambre. Mosca con un dolor de pecho, eso puede ser un infarto.

La cosa es que realmente no sabemos cuándo estamos enamorados, no se puede explicar, se siente algo distinto y listo, estás enamorado. Catalina sintió algo lindo distinto y se lanzó en esa aventura de contarle al señor Cabeza de Chola que estaba enamorada de él. Ahora, cuándo es e momento para decirlo? Hay demasiadas cosas al rededor para saber cuándo es el momento. Así que la mayoría de las veces es un movimiento casi kamikaze, con la bomba pegada en el pecho, a ver si las cosas salen bien o en último momento te explotas la vida y metes la cabeza en un hueco cual avestruz para más nunca salir.

Catalina lo dijo... en ese momento pueden darse varias respuestas:

1.) "Gracias"
2.) "Yo no te quiero de esa forma"
3.) "Creo que vamos muy rápido"
4.) "Qué?"
5.) "Yo también"

Los 4 primeros escenarios son un golpe bajo y seco al espíritu que desmoralizan a cualquiera. Es como verte la cara de bolsa y decirte que tu mamá es fea al mismo tiempo. Sin embargo, la 1 se aprecia, porque ni te patean en la cara ni te engañan diciéndote que te aman para luego montarte cachos con la primera tarada que le pase por delante. La 3, se puede considerar un "no te amo... todavía". La 4... vete, qué haces ahí?. Y la 2... la 2... es la que usó el señor Cabeza de Chola.

No sólo usó la 2, si no que lo hizo por MENSAJITOS. Qué clase de imbécil se puede ser para terminar una relación por mensajitos!?... Ese no es el punto, esa batalla no es mía, aunque provoca escupirle, pero no. La cuestión aquí es, cuándo es entonces el momento perfecto?... No hay. No hay momento perfecto, esa vaina sólo existe en las películas y en las series que nos embasuran la cabeza. Hay que tener los ovarios/bolas bien puestas, montarse su casco, lanzarse y esperar por lo mejor. Y si te estrellas, siempre es bueno tener amigos que te reciban con un buen colchón de ron y bastante hielo!


(Todos los nombres y hechos fueron adaptados para proteger a Catalina, al señor Cabeza de Chola puede darle diarrea con tos)



sábado, 17 de marzo de 2012

Nosotras no queremos príncipes, queremos "rotos"


Todos piensan, incluyendo hombres y mujeres, que nosotras queremos un príncipe azul. Esto es culpa de Disney y sus estereotipos de noviazgos y enamoramientos. Es obvio que están equivocados, la vida tiene que ser más que nacer en la realeza, ser abusada y explotada laboralmente por tu madrastra, conocer a un bueno para nada que ha predido el sentido en su vida, descubrir que siempre has sido una princesa, derrotar a los malvados con dragones-polvos de hadas-espadas, casarse y ser felices para siempre, todo dentro de una alegre canción... ESA VAINA NO ES ASI!!!
Para empezar, ninguna mujer quiere un tipo flacucho y cantarín con pantalones chupi chupi y el cabello más bonito que ella, eso no pasa. Por otro lado, aunque lo intentemos, no nos gusta que nos traten como princesas. Si alguien te dice “es que mi novio me hace sentir como una reina”, eso es paja. Porque a nadie le gusta un hombre que dice que si a todo lo que quieres, que no tienes que pedir las cosas porque él ya las pensó antes, que no eliges en dónde comer porque él ya lo pensó por ti, que no mueves ni un dedo porque él hace todo... es demasiado tétrico y aburrido para nosotras! No hay una lloradita? Un gritico, una pelea, una cosa? Una volteadita de ojos? No, porque es un príncipe. A esa amiga tuya la tienen feliz y listo.
A nosotras nos gusta que nos den con el tobo. Y a ellos también. A nadie le gusta una persona que confíe plenamente en cualquier barrabasada que se diga. Nos gusta que nos celen (poquito, porque es bendito), que nos armen peo, que se olviden de algunas cosas, porque si no lo hicieran, no habría forma ni manera de demostrar, por lo menos para nuestra pequeña cuaima interior, que en realidad les importamos.
No queremos príncipes, queremos rotos. Y que no se confunda roto con una persona que haya que cambiar, no, son esos que vienen rotos de fábrica, pero así de estartalados y desastrosos son perfectamente imperfectos. Nos encanta que se rasquen y hablen chueco para luego armarles peo, nos gusta que se les olvide hacer algo para montar cara de miembro de mesa, nos fascina que no atiendan el teléfono a la primera vez que llamamos para poder pegarle 4 gritos “Por qué coño no me atendías? qué estás haciendo?”... y no se engañen, a ellos también les gusta.
La próxima vez que tu novia te arme un peo, abrazala, eso es que te quiere... si de verdad estuviera arrecha, hace raaaaaaato que te hubiera dejado!

lunes, 5 de marzo de 2012

Que venga un perro y me orine...

Se que he estado perdida, pero no ha sido fácil... hoy me di cuenta de que la suerte no existe. Eso de que metes un pie en un charco bajo la lluvia no es mala suerte, es falta de entrenamiento para correr como una gacela. Yo pensé que tenía mala suerte... no había dormido por los murciélagos, nos cortaron el internet, se me rompió el paraguas, decidí comenzar un "birracrucis" (no beber en toda la cuaresma, porque aparentemente si te bebes una birrita de vez en cuando eres una borracha reconocida y nooo, nooo, yo puedo vivir sin ella... y como diría Franco de Vita: si la ves, dile que, que me has visto mejorada y que agua a mi lado que me tiene enamorada(8)... mentira, mándenle saludo de mi parte y díganle que la extraño, ya van 11 días sin ella )

 Mi suerte parecía que cambiaba, nos conseguimos "dos pesos mágicos"... dejó de hacer calor, volvió el internet, Romina (mi roommate) se ganó dos entradas para Roger Waters en River plate y me dieron una entrevista de trabajo de hoy para hoy. Todo era lindo. Me bañé, me arreglé, fui a la entrevista, todo lindo, salí y.... TODO ESTABA NEGRO. Cascadas de agua con cualquier cantidad de inmundicias flotantes, no pasaba ni un podrido taxi por la calle, viento, truenos, tormenta, caos, ropa emparamada, cabello chorreando, maquillaje estilo la sayona. No me quedó otra que correr a la estación del subte, siempre viendo hacia adelante para no detallar la cantidad de cochinadas que flotaban en el agua que me llegaba hasta la mitad de la canilla. Brincando cual chivo de acera en acera, de techo en techo. Me sentía flipper revoloteando entre las olas. El Orinoco y yo... un asco de verdad. Llegué a mi casa, me cambio la ropa y... escampó... me siento arrecha a escribir en blogger y este pupú, si PUPÚ, no funciona biennnnnn es la cuarta vez que escribo me tiene harta! HARTA!!!! ##^$%&JHKJNISYDCOQ2!!!!!


 ... si no me dan el trabajo, me arrecho



lunes, 13 de febrero de 2012

No es tan sexy que te visite un vampiro

Cuando vives sola hay cosas por las que tienes que comenzar a preocuparte y normalmente ni te pasaban por la mente. Por ejemplo, no puedes guardar los guantes de goma de la cocina húmedos y juntos... porque luego terminas con una especie de ubre/colador que no sirve ni de agarradera para olla. O, por nombrar otras, si mides metro y medio tienes que andar por la casa con una escalera.... porque tal vez tu veas las paredes limpias, pero en las alturas, la gente alta, puede ver la parte de arriba de las repisas.

Ya sabía que limpiaría pisos, paredes, bañeras, pocetas y ventanas; lo que nunca pensé era que iba a limpiar pupú de murciélago. Si, pupú. Resulta y acontece que no todo podía ser hermoso en mi nuevo apartamento. Era un palacio hasta que me acosté a dormir. A eso de las 3:30am escuché un cuchicheo que venía de la ventana de la casa. Más cagada que palo de gallinero, obviamente, salí de la cama y me asomé por la ventana... nada, no había nada. Vuelvo a la cama y "chirriipichiriii" wtf!? que es esa vaina!? me levanto de una y ahí estaba... Edward Cullen en mi ventana. Cagandome las matas y chiporreteando en mi balcón.

El primer impulso fue darle una jamaqueada  a la ventana, pero fue inútil. El Cullen es un tipo insistente. Seguí con mi plan cavernícola de asustarlos sarandeando la ventana, hasta que tenía los brazos como Serena Williams y no me quedó otra que dormirme. Esto se repitió 4 noches... a la 5ta fue un YA BASTA!! Me levanté tempranito y decidí tomar medidas extremas... recorté la cajá de cereal y la forré con papel aluminio y curitas de Shrek (porque todavía no se cómo se dice "teipe" en Argentina y no lo he visto en ningún lado). Lo colgué en la ventana y pegué con más curitas pedazos de papel aluminio por la ventana.

Aparentemente todo había funcionado, pero NO!!! Ahora venía silencioso y me cagaba la ventana igual... amanecía mi balcón cual arbolito de navidad... lleno de pelotitas por todos lados, guirnaldas de guano!! Malditooo murciélago!!! Hasta se trajo una noviaaaa!!! Entonces decidí que había que ser más extremos aún.... forre toda la ventana con papel aluminio y les canto canciones de Pimpinela (aunque ahora creo que debería haberles puesto el nuevo CD de Arjona)

Hoy me levanté y ahí estaban, adornando mi vida, como una especie de chistecito... un campo minado de "Vampire Kisses".... podía escucharlo riéndose "chirriiipirriichirrii, como cuando chupas por el pitillo merengada de oreo y se te atasca la bola de galleta "pprrriiishshh"....

Ahora soy la loca del edificio.... y si, me doy. Pimpinela, you win.